Opinión de ” Foritorum “

         CORDEROS CON PIEL DE LOBO

“Corderos con piel de lobo”… (aquellos que en su ignorancia se creen capaces de morder con fiereza sin disponer de buenos colmillos y acaban rumiando sus propias palabras…)
Los que siguen las informaciones de Transcamión sobre Foro Comités habrán podido observar

como se ha intentado mostrar a ese colectivo como un “sindicato disidente”, un movimiento construido con la única intención de derrocar a los sindicatos tradicionales.
Esa percepción malentendida ha sido sostenida de manera continuada en las publicaciones de la mencionada revista Transcamión hasta el punto de mostrar un comunicado oficial como una opinión personal en un vano intento por negar a Foro Comités la posibilidad de aclarar su verdadera naturaleza, así como su cometido, presentando ese comunicado como la opinión de “algunos miembros del foro”, e insinuando finalmente que ese comunicado puede deberse a las presiones del “bisindicalismo”.
Si bien es cierto que en un principio podía parecer preocupante la persistencia de algunos sibilinos elementos de este mundillo del transporte por mostrar a Foro Comités como un enemigo de los sindicatos, lo cierto es que a estas alturas de la película, la actitud de esos elementos, más bien provoca sonoras carcajadas al comprobar las disparatadas conclusiones que vuelcan en aquellos medios que quieren hacerse eco de sus palabras.
Como ejemplo indiscutible del paroxismo disparatado de los detractores de Foro Comités hay que mencionar sin ningún género de dudas a Transportorum, que bajo ese seudónimo ha expuesto su particular visión sobre Foro Comités y sobre los sindicatos tradicionales con una serie de argumentos que a continuación voy a analizar, si es que soy capaz de contener la risa para concentrarme en el teclado:
En primer lugar parece recriminar a Transcamión el hecho de “darles visibilidad hasta ahora”, como si un movimiento protagonizado por sindicalistas y delegados de varios sindicatos, repartidos por buena parte de la geografía española que han sido capaces de organizarse en una asamblea virtual permanente no fuera lo suficiente relevante por su original singularidad para ser noticiable. Está claro que Transportorum no tiene muy clara la diferencia entre una noticia y un hecho cotidiano. Como periodista dudo de que fuera capaz de ganarse la vida. Afortunadamente, Transcamión sí tiene clara cuál es esa diferencia, aunque no siempre sea capaz de comunicar de la forma más acertada.
Transportorum continúa sus divagaciones acusando a Foro Comités de ser los responsables de la crisis del paro en nuestro país, no sólo en el sector del transporte, sino en toda la economía. Cuando leí su artículo de opinión, al principio pensé que este “buen hombre” era incapaz de ordenar las frases de un texto correctamente, pero después de un análisis más detenido, me di cuenta de que realmente era incapaz de ordenar no sólo sus propias ideas, también la cronología de los acontecimientos más importantes que marcaron la agenda económica de todo el planeta, empezando por la crisis de las “subprime” en el año 2006, en los E.E.U.U que arrastraron a la ruina a importantes compañías financieras norteamericanas y que derivaron en una crisis de confianza de los mercados financieros que provocaron a su vez una crisis económica global, como bien sabe todo el mundo, excepto Transportorum, que afirma que Foro Comités, creado casi 10 años más tarde, fue el causante de la crisis. ¡Toma ya! Ahí queda eso para la posteridad…
Pero no crean que acaban aquí los desvaríos de Transportorum, pues continúa acusando a los sindicatos tradicionales de ponerse al mismo nivel que los empresarios durante la crisis. En su desordenada imaginación debieron ser pues los sindicatos quienes abogaron por implantar las reformas laborales que tanto daño hicieron a los trabajadores y que fueron la causa del aumento significativo de las cifras del paro al abaratar los costes de despido y también del aumento de la precariedad laboral. Todos los que nos ganamos la vida en este sector recordamos a los patrones rebajando sustancialmente las condiciones económicas de sus conductores aprovechando el miedo y la incertidumbre generados por la crisis, lo que no recordamos es a los sindicatos haciendo campaña para que los trabajadores aceptasen esas rebajas salariales. Habría que preguntarle a Transportorum en qué país vivía durante aquellos duros años para nosotros, quizás en el de Alicia, el personaje ficticio de Lewis Carroll…
Tampoco tienen desperdicio las declaraciones de Transportorum cuando asegura que las relaciones sindicales están basadas en la fuerza ante la ausencia de razón, como si las fuerzas sindicales dirimieran sus diferencias en algún campo de batalla a base de mandobles de espada o algo por el estilo.
Se lamenta también de la decepción que le ha supuesto comprobar que Foro Comités no era ese cuchillo capaz de cortar por la mitad a los sindicatos tradicionales y crear un “nuevo sindicalismo” capaz de hacer las delicias de los empresarios y apoyarles en la lucha contra la mala praxis de los… ¿propios empresarios?… a los que por lo visto hay que defender, desde el sindicalismo, por supuesto. Si eso, la defensa de los intereses de los trabajadores ya la dejamos para mejor ocasión, porque la verdadera clave del sindicalismo valiente y honesto radica en la defensa de los buenos empresarios, en fin… Sinceramente, cuesta seguir a Transportorum, al menos sin reírse demasiado por lo absurdo de sus planteamientos.
Para colmo acaba tildando de “ingenuo” al director de la revista Transcamión, (está claro que el Sr. Estrada le transmite una profunda lástima a Transportorum), como si de un pobre desvalido, víctima del más vil de los engaños, se tratara. ¡Pobre Sr. Estrada!, utilizado, engañado y despreciado por unos desagradecidos que no conocen la compasión. Parece mentira, que tras más de cuarenta años de profesión, y de su gran conocimiento del sector del transporte español, haya sido presa tan fácil de unos aprendices de sindicalistas de tres al cuarto… y para más inri, que lo hayan hecho instigados desde las altas esferas de los grandes sindicatos. Cuidado con los lobos, Sr, Estrada. Suelen atacar en manada…
Después de recuperarme de los dolores musculares provocados a causa de la intensidad de mis carcajadas tras leer los despropósitos de este sujeto, es hora de ponerse serios y de aclarar, que el comunicado que recientemente publicó Foro Comités de Empresas de Transporte, tanto en su página web, como en su página de Facebook, y que me consta, se envió también a Transcamión, (quién lo publicó como una opinión personal de “algunos” miembros), dejaba bien claro, que los objetivos del Foro pasan por corregir los errores sindicales del pasado para avanzar hacia el futuro de una forma más eficiente en la defensa de los intereses de los trabajadores.
Además, en su página de Facebook se han publicado prácticamente todas las intervenciones de los miembros del Foro en la 2ªAsamblea, y leyéndolas, queda claro que si bien se critica de forma vehemente algunas actuaciones sindicales, sobretodo en Valencia, no se pretende crear ningún sindicato alternativo a los actuales, pues por lo visto, tienen una convicción mayoritaria de que los problemas de los sindicatos se arreglan desde el interior de los propios sindicatos, y no están dispuestos a renunciar a su afiliación ni a la tarea de representación que les encomendaron sus propios compañeros en las elecciones sindicales de las empresas en las que trabajan, pues no hay que olvidar, que la gran mayoría de los miembros del Foro son conductores en activo.
Le recomiendo a Transportorum que deje de ahora en adelante la imaginación para los escritores de novelas y se centre más en los hechos objetivos para emitir su opinión sobre temas reales y no ser objeto del ridículo provocado por sus propios disparates.
Transportorum, deja también que los lobos corran por el monte y no trates de imitarlos, porque para morder, hay que tener buenos colmillos, si no, puedes salir trasquilado… de momento, revisa tus propias palabras y luego, vuelve a leer el inicio de este texto.

Foritorum. 11 de Septiembre de 2018.

—————————

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *