Froet exige medidas contra las mafias de inmigrantes en Calais

EL PROBLEMA CON LOS INMIGRANTES EN CALAIS SE HACE INSOSTENIBLE

La Federación Regional de Organizaciones Empresariales de Transporte de Murcia (Froet) ha exigido “medidas contundentes” a las Administraciones competentes contra la “impunidad” con la que operan las mafias que introducen inmigrantes por la frontera francesa, sobre todo en Calais, pero también en el Eurotunnel, con destino al Reino Unido.

El secretario general de Froet, Manuel Pérezcarro, ha explicado que, en lo que va de año, se han producido, al menos, 62 casos de polizones en camiones procedentes de la Región de Murcia, con unas pérdidas superiores a los 1,1 millones de euros, únicamente por daños a las mercancías transportadas, a lo que hay que sumar que los transportistas se están negando a hacer esta ruta, ante el riesgo que corren.

Al estar dotados los vehículos de precintos y sistemas de seguridad en los portones de los remolques que impiden su apertura, las mafias han perfeccionado su método de acceso a los camiones operando con gran rapidez aprovechando los descansos de los conductores.

De esta manera, son capaces de abrir en poco tiempo, con herramientas especiales, butrones en los techos de los remolques, por donde entran los polizones. Los conductores no se percatan e ello, debido a que no se aprecia el agujero que hacen para la primera inspección ocular, puesto que, al estar en el techo, no se puede ver desde el suelo.

El modus operandi

Una vez en el interior, los polizones destrozan las mercancias e, incluso, hacen sus necesidades fisiológicas, lo que provoca que el destinatario rechace la mercancía. “Los conductores son detenidos en muchas ocasiones hasta que se esclarece el asunto” ha explicado Manuel Pérezcarro, secretario general de Froet, quien ha advertido de que no sólo los conductores no quieren ir al Reino Unido, sino que las empresas de transporte están empezando a rechazar este destino ante las pérdidas que ocasiona el rechazo de las mercancías, la paralización del vehículo y la pérdida de viajes en retorno.

Manuel Pérezcarro ha reclamado a la Unión Europea, en general, y a Francia, en particular, que “sea consciente que tiene un problema de seguridad, pues no estamos ante hechos puntuales, sino ante mafias organizadas que están operando con total impunidad ante los ojos de las autoridades“.

“Estamos hablando de tráfico de personas por aprte de mafias organizadas, y no puede ser que los paganos siempre sean los eslabones más débiles, en este caso, los propios inmigrantes y los conductores de los vehículos en los que se cuelan” ha apostillado. Por ello, el secretario general ha reiterado la necesidad de más aparcamientos vigilados y seguros para los transportistas, ya que “los que hay están completamente saturados y carecen de seguridad”, así como que se intensifique la labor policial contra estas mafias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *